Maizena con su aporte de suavidad y esponjosidad, viene a ser todo un reemplazo de valor frente a la harina tradicional. Maizena es parte del reemplazo inteligente, ya que es un ingrediente más noble y natural.

Maizena era parte de las tortas y magdalenas de la abuela y hoy vuelve para ser parte de las tortas fondant y los cupcakes de la nieta. Esta nieta que valoran las tradiciones, pero que también aportan su creatividad y sus propias gustos para transformarlas y hacerlas propias. Maizena quiere jugar en este mundo y tiene con qué. Es una marca conocida, querida, confiable y con experiencia y tiene todos los elementos para poder insertarse en el mundo de la pastelería.

Hoy existe una repostería tradicional y una repostería trendy, que utiliza como ingrediente principal a la creatividad, el color y el reemplazo inteligente de ingredientes. Maizena se reinventó y está frente a la oportunidad de volver a ocupar un espacio relevante en la recetas, en la vida y en las personas mismas.

Maizena con su aporte de suavidad y esponjosidad, viene a ser todo un reemplazo de valor frente a la harina tradicional. Maizena es parte del reemplazo inteligente, ya que es un ingrediente más noble y natural, y una gran marca para preparada para el desafío.

¿Sabías que…

Maizena puede realmente volver irresistibles tus preparaciones diarias?

Te contamos aquí algunos de sus secretos:

Reemplazá dos tazas de harina por una de Maizena para que tus preparaciones queden suaves y esponjosas.

  • Para milanesas: Pasá las milanesas por Maizena, por huevo y luego rebozalas en pan rallado. El uso de Maizena forma una capa protectora de retención de los jugos naturales de la carne, así tus milanesas serán más jugosas por dentro y crocantes por fuera.
  • Tortillas con verduras: En toda preparación de tortillas con verduras (zapallitos, tomates, acelga y arvejas, etc.), agregá Maizena y lograrás unir los ingredientes absorbiendo el líquido, evitando que la tortilla se rompa.
  • Preparaciones con carne picada: Agregá dos cucharadas colmadas por kilo de carne, tus platos serán más homogéneos y sabrosos.
  • En salsas: Prepará la salsa blanca utilizando sólo Maizena. Para espesar otras salsas, usá Maizena siempre disuelta en leche o agua fría.
  • En masa de tartas, tortas o tarteletas: Reemplazá 1/3 de harina por Maizena. Tus masas serán más crocantes y quebradizas.
  • Panqueques: Prepará los panqueques con Maizena únicamente, quedan más suaves, livianos y los vas a poder arrollar mucho más fácil.

Historia

Maizena fue el primer producto de uso hogareño elaborado por Refinerías de Maíz, hoy Unilever. En la década del ´30 comenzaron a difundirse los populares recetarios o manuales de recetas culinarias, marcando el inicio de la comunicación entre Maizena y las amas de casa. Logró convertirse a lo largo de los años, en una ayuda indispensable para preparar un sinnúmero de comidas deliciosas y apetitosas, que hasta el día de hoy se transmiten de generación en generación.